AMDF

Asociación Mexicana para el Desarrollo del Folklore

Font Size

Menu Style

Cpanel

La Danza en la Educación Física

fotopagina3

La danza en su forma original ha sido un medio de comunicación entre el hombre y sus divinidades, entre el hombre con el hombre y su integración con la naturaleza y el universo. La danza mantiene vivo su origen, sustentando el desarrollo del hombre como ser humano, fortaleciendo sus valores culturales, éticos y sociales.

 

Esta vinculación con su origen permite que este hombre busque y se apoye en su historia como una forma natural e instintiva, para fortalecerse y resurgir ante la adversidad.

 

Nuestro tiempo de grandes avances científicos y tecnológicos, buscados siempre en beneficio del hombre, definen nuestra forma de vida, brindándonos conocimientos, comodidades y herramientas utilitarias en un afán de perfección; es aquí donde se debe poner especial interés en no permitir que este avance científico rebase nuestro desarrollo como seres humanos.

 

En todas las culturas, la danza surge como forma de expresión que utiliza como medio el movimiento corporal. En su desarrollo contiene una serie de características propias entre las que destacan: el ritmo, la interacción espacio – temporal, el movimiento corporal, la creatividad, la recreación, la estética, la interacción social y la emotividad.

 

Los grandes propósitos de la educación física coinciden con esta serie de valores y considera a la danza como parte de ella. Por esto se ha dado un impulso muy importante a la danza, en los últimos años, dejando atrás los conceptos que la consideraban como una actividad de exhibición y de concurso.

 

Hoy la danza como actividad de la educación física, se consolida en los programas vigentes para la educación básica, con acción directa en los contenidos correspondientes a la interacción social, en estos se promueve la participación y aprecio por las actividades recreativas y físicas, propias de nuestro pueblo, los bailes y danzas, los deportes regionales, los juegos tradicionales, actividades todas que permiten fomentar el arraigo a nuestras regiones, conservar nuestras costumbres y tradiciones acercándonos a nuestra cultura que nos da identidad nacional.

 

Actualmente, la Dirección General de Educación Física en el Distrito Federal, desarrolla un programa de promoción de la Danza Popular Mexicana en escuelas públicas del nivel Básico.

 

Cuenta para ello con profesores de educación física que aplican un programa básico con guía didáctica para cada uno de los niveles escolares.

 

La aplicación se realiza en dos modalidades, clase directa y grupos especiales en sesiones de extensión educativa. En la primera los niños reciben de manera permanente una o dos clases de 60 minutos a la semana durante el ciclo escolar y en la segunda, 2 ó 3 clases de 90 minutos a la semana, durante el ciclo escolar y en horario extra clase.

 

La promoción y difusión del programa se viene desarrollando de dos maneras:

 

Una es la promoción a la comunidad escolar, en la que participan profesores de educación física, educación básica y padres de familia, quienes concurren a las escuelas primarias habilitadas como centros de promoción.

 

La otra es la difusión de la danza tradicional mexicana que se logra con la participación de Grupos de Danza Folklórica de la Dirección General de Educación Física, que realiza presentaciones artísticas de bailes y danzas en los centros educativos, eventos deportivos, así como en apoyos que le son solicitados por otras instituciones.

 

La problemática que presenta es variada y compleja pero podemos destacar algunos aspectos que son comunes y afectan su desarrollo:

 

  • La falta de buenos programas de danza escolar.
  • La poca y deficiente información sobre la materia.
  • La deficiencia en la formación de docentes de danza.
  • La mala información o deformaciones de la danza en los medios masivos de comunicación.
  • Los raquíticos presupuestos que asigna el Estado para el desarrollo de las artes y en particular la danza.

 

Así podríamos seguir enumerando muchos más factores que frenan el desarrollo de la danza escolar, pero lo importante hoy no es dejarnos invadir por ello, sino reconocer que existen y organizarnos para enfrentarlos y avanzar en esta gran tarea.

 

Jose Luis Vidales G.